DECLARACIÓN:

Proclamamos trabajar con:

La verdad, la justicia, la igualdad y la libertad.

La crítica y la opinión constructiva

No depender ideológica ni económicamente de

ningún partido político, ideología , credo, corporación,

asociación, ni entidad alguna de ningún tipo.

Ser la voz de la comunidad sin intereses sectoriales.

Respetar al lector en las ideas, comentarios, información,

fotografías, uso del lenguaje y presentación de las noticias,

respetando además la privacidad, honor y buen nombre de las

personas que pudieran ser nombradas a los solos fines periodísticos, y cuidando y preservando la pureza e inocencia de la niñez que pueda acceder a esta página periodística.

Defendemos:

La vida

La naturaleza y la preservación de las especies y el medio ambiente.

La justicia social independientemente de los partidos políticos actuales y futuros.

Los derechos humanos de toda la gente cualesquiera sean sus funciones dentro de la sociedad.

La libertad de opinión aún en el disenso.

Nos oponemos a: La discriminación de cualquier tipo

La destrucción del medio ambiente

La violencia de cualquier naturaleza

La muerte de animales y plantas con fines deportivos

La prédica destructiva de cualquier índole

Las leyes que, aunque legales, sean inmorales.

La crítica destructiva o que no busque soluciones

La pena de muerte.

La violencia de cualquier clase y por cualquier motivo.

Buscamos:

El bien común y general

La solidaridad

La fraternidad

Tener un mensaje esperanzador y optimista y no incentivar la desazón, la desesperanza, el pesimismo del lector, sin por ello ocultar o disfrazar la realidad, aún cuando fuera agobiante en sus problemas cotidianos.

La crítica y el aporte constructivo para lograr que la gente viva mejor.

Queremos hacer una revista que además de informar y entretener, eduque y ayude a construir un mundo donde la gente viva más dignamente, una sociedad más justa y solidaria, hermanada en la adversidad y en la fortuna, desechando a los negativos de siempre que envenenan el alma. Coincidimos con el periodista Ricardo Roa: a nosotros también: Nos aburren los que sermonean, como a todos. Las vacas sagradas del periodismo que se suben al púlpito para pontificar sobre el bien y el mal. Los chantas abanderados de una falsa moral que simulan ser lo que no son y proclaman una ética que no practican. Se trata de escuchar y de aprender, de respetar la opinión del otro. Lo opuesto es sentenciar, algo muy propio del narcisismo o de la estupidez de los periodistas, que nos hace actuar como si fuésemos los dueños de la verdad. Porque no hay una sola verdad.

Queremos crecer con ustedes cada día, por eso les pedimos que nos escriban y nos ayuden a informar construyendo.

 

 


 
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
     
                         
 

Inicio - Institucional - Declaración - Correo de lectores - Cartas al Director - Numeros anteriores - Contacto

CatamarcaPress Copyright © 2009 - 2010 - Todos los derechos rerevados - ISSN 1853-0672 - Webmaster